lunes, 17 de febrero de 2014

Leemos el Quijote: Capítulo VI

http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/tBFTo+(Libros+que+hay+que+leer)

En este capítulo es notable la ausencia de nuestro noble caballero, don Quijote. Está todo este tiempo durmiendo, descansando que bien le hace falta. Y este momento es aprovechado por su sobrina, el ama de llaves, el cura y el barbero para decidir el futuro de los libros que han conducido a nuestro protagonista  a la locura.

Si hubiera sido por la sobrina y el ama de llaves, todos los libros habrían acabado en la hoguera. Pero el cura y el barbero, con argumentos dignos de un buen crítico literario, deciden cuáles serán los libros destinados a la quema y cuáles no.  Así, salvan libros como el Amadís de Gaula, por ser el primero y por su calidad literaria. No salvarán a aquellos que se limitan solo a imitarlo y de este modo, degradar el género. Realmente, el cura y el barbero no critican la novela de caballerías. Critican la mala novela de caballerías. Demuestran tener mucho conocimiento del género. Podríamos pensar que Cervantes habla a a través de ellos. Los libros de poesía tampoco se libran de la quema, aunque también hay varios que son salvados, como La Diana de Jorge de Montemayor, aunque en este caso, parte del libro es eliminado.

Y pues comenzamos por la Diana de Montemayor, soy de parecer que no se queme, sino que se le quite todo aquello que trata de la sabia Felicia y de la agua encantada, y casi todos los versos mayores, y quédesele en hora buena la prosa y la honra de ser primero en semejantes libros.

Resulta muy curioso el momento en que entre los libros de don Quijote aparece uno del propio Cervantes, La Galatea. Es éste un rasgo sumamente original en la época. Y se enjuicia el autor también a través de las palabras del barbero y el cura:

Pero ¿qué libro es ese que está junto a él? La Galatea de Miguel de Cervantes, dijo el barbero. Muchos años ha que es grande amigo mío ese Cervantes, y sé que es más versado en desdichas que en versos. Su libro tiene algo de buena invención, propone algo y no concluye nada. Es menester esperar la segunda parte que promete; quizá con la enmienda alcanzará del todo la misericordia que ahora se le niega; y entre tanto que esto se vé, tenedle recluso en vuestra posada, señor compadre.



12 comentarios:

albanta dijo...

Me llamó la atención el guiño que se hace a sí mismo.

Angela Leon dijo...

No tiene abuela, jajaja

Bs.

Mariuca BOLAÑOS dijo...

Divertida la referencia a La Galatea. No lo recordaba.
Un saludo.

Lady Aliena dijo...

A Don Quijote le pasa de todo y él, como siempre, en su mundo. Tanto libro, tanto libro...
Besos.

Aglaia Callia dijo...

Qué humor tan afilado tenía Cervantes, ese guiño algo me encantó.

Besos.

MyuMyu dijo...

Me encanta el humor de Cervantes. Hace tanto que me había leído el libro que no podía recordar estas cosas, pero, cuando lo comentas, me vienen las escenas a la cabeza :)
¡Un beso!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Uno de los capítulos mas conocidos :) aquí se despacha a gusto jejeje
Besos

Manuela dijo...

Pobres libros el final que les espera...
Besos

Meg dijo...

ohhhh, que me estoy enganchando, verás, verás, que adelanto su relectura :-) Un beso!

Mientras Leo dijo...

Como me gusta leeros y recordar su lectura del año pasado. Y qué acierto es hacerlo poquito a poquito.
Besos
PD. Me encanta Benedetti

Tizire dijo...

Me gustó este capítulo a pesar de que se cargan media biblioteca: saber los argumentos que elegían para descartar tal o cual obra me interesaba mucho. Y la referencia metaliteraria hacia Cervantes fue un puntazo. A ver qué sucede la semana que viene! 1beso!

samarkanda dijo...

Habrá que esperar a que Don Quijote vea el expurgo de su biblioteca, ya queda menos para el siguiente capítulo.
Un saludo.