viernes, 24 de febrero de 2017

El compromiso Jacob de Atanasio Fdh

El compromiso Jacob
Atanasio Fdh,
Autoedición, 2016
Holocausto…tan solo la palabra resulta escalofriante.
Una palabra que es capaz de evocar aterradoras imágenes de cámaras de gas, de siniestros uniformes con calaveras y de cientos de cuerpos humanos ardiendo en hornos crematorios. Y al final, un número, una terrible cifra, un espantoso balance de 6 millones de almas.
Durante aquella criminal oscuridad, hubo algunas acciones memorables, destellos de humanidad que salvaron a unos pocos de la muerte. Y precisamente son esos casos aislados los que nos conducen a una inquietante pregunta: si fue posible salvar a unos miles…¿Cuántos más podrían haber vivido? ¿Existió realmente una oportunidad para salvar al pueblo judío del exterminio?

“El Compromiso Jacob” nos cuenta la segunda misión de Simón de Haro, el jesuita de la Santa Alianza, el Servicio Secreto del Vaticano, que arriesgará su vida en un desesperado intento por alcanzar un acuerdo entre el III Reich, los Aliados, y la Comunidad Judía Internacional, un compromiso para salvaguardar la vida de los judíos de Europa.
Perecerá ante el horror de Auschwitz, y solo una judía, Hannah Kozlova, será capaz de devolverle a la vida.
Aunque El compromiso de Jacob es la segunda novela que sobre Simon de Haro escribe Atanasio Fdh, se puede leer muy bien de forma independiente. No hace falta leer El esquema Kasandra para seguir el desarrollo de la trama. Lo que sí es cierto que la lectura de la primera nos permite conocer mejor a sus protagonistas y comprender mejor sus comportamientos, sus actitudes, sus motivaciones.

En esta nueva novela el autor juega con la posibilidad de que se hubiera podido salvar la vida de millones de judíos durante la II Guerra Mundial. Pero para lograrlo, todos los países implicados deberían haber estado de acuerdo. Toca convencerlos y toca convencer también a los propios judíos del horror de los campos de exterminio. Y no será tarea fácil, porque los propios intereses primarán sobre la vida humana. Porque se negarán a creer en que tamaña maldad exista. Porque se preferirá mirar a otro lado. Porque habrá que elegir entre una pronta victoria y el fin de la guerra o la vida de millones de judíos... No, no será tarea fácil poner a tantas partes implicadas de acuerdo.

Para convencer a todos, Simón de Haro tendrá que infiltrarse en el campo de Auschwitz y demostrar con fotos, todo lo que está ahí sucediendo. Y lo que está ocurriendo será aún peor de lo que imaginaba. Se verá superado, destrozado, hundido, incluso muerto, ante tanto horror, tanta maldad, tanta crueldad... Imposible de creer, pero ahí está sucediendo, ante sus ojos. Y pierde lo que más ama, su fe, sus creencias, su humanidad...  Y aunque sepamos lo que allí ocurrió, volvemos a estremecernos. Porque Atanasio consigue que lo veamos todo a través de los ojos de Simón. Y nos duele tanto el horror que estamos viendo como el dolor del propio Simón, quien se ve incapaz, impotente ante tanto sufrimiento. 

Increíble la labor de documentación llevada a cabo por el autor. Sí, son muchas las descripciones, las explicaciones que el autor da. Pero no ralentiza en ningún momento la trama, sino que están perfectamente insertadas en ella y son necesarias para su avance. La novela no pierde ritmo ni vigor en ningún momento. Y consigue meternos tan de lleno en la historia que vamos leyendo página tras página sin apenas darnos cuenta. 

Otro aspecto muy positivo de la novela es la mezcla perfecta de ficción y realidad. La parte ficticia está tan bien desarrollada que no nos cuesta nada creer que algo así hubiera podido suceder realmente. Además, trata con mucho mimo tanto los personajes reales como los que no lo son. Y si el dolor de Simón lo percibimos como nuestro, lo mismo sucede con el miedo, la ira y el odio que personajes reales como Mengele (el médico de la muerte), Adolf Eicham o Irma Greese nos causan. 

El compromiso Jacob es una lectura que requiere un buen estado de ánimo, porque duele, sacude, asusta... Y también requiere toda nuestra atención, sobre todo al principio, que nos puede resultar complejo por los continuos saltos temporales y espaciales. Pero engancha de tal manera que pronto nos habituamos a ellos y empezamos a encajar rápidamente todas las piezas.  Y nos encontramos con una lectura dura y conmovedora, de principio a fin, que nos ofrece otra perspectiva de este trágico acontecimiento de nuestra historia. Imprescindible si os gusta leer y sufrir con esta temática. 

28 comentarios:

albanta dijo...

Coincidimos más o menos en impresiones.

Maria Vazquez dijo...

II guerra mundial no es mi tematica preferida la verdad, intento evitarlos, los he leído y he descubirto que no. Así que se lo recomendare a gente que si le gusta pero yo lo dejo pasar. Besos

MaraJss dijo...

Pues yo no he leído a este autor, pero sí le tenía el ojo echado a esta novela, a pesar de lo incómodo que me resulta este género y sobre todo, este período histórico. Pero de vez en cuando, hay que obligarse a sacudirse.
Besos.

Mª Ángeles Bk dijo...

Es verdad que requiere una lectura atenta esta novela, pero también es cierto que el autor escribe muy bonito y los personajes los borda.
Besos

Tatty dijo...

Todavía tengo pendiente de leer el anterior, y luego ya en función del resultado me animaré con este
Besos

Inquilinas Netherfield dijo...

Tengo apuntado hace meses "El esquema Kassandra" y me gustaría empezar con ese, que me gusta siempre que es posible empezar por el principio para cogerle el hilo a los personajes y la historia. Lo que cuentas me parece muy duro, habrá que afrontarla con el cuerpo preparado...

¡Besote!

Lady Ovejita dijo...

Nunca he leído nada de Atanasio Fdh, así que creo que cuando me decida empezaré por "El esquema Casandra".
Un besote.

Irunesa dijo...

Lo leí hace tiempo, y a pesar de que creo que le sobran datos, la historia en general me gustó.
Un beso

Manuela dijo...

La tengo en el Kindle, pero confieso que me da un poco pereza.
Besos

Natàlia dijo...

No me importaría leerlo, aunque con tanto lío que tengo esperándome de momento no creo que pueda.
Un beso ;)

Mrs. So dijo...

Este de momento creo que lo dejo pasar.
Besos!

Marina Cordoba dijo...

Me alegro de que hayas disfrutado con ambas lecturas, a pesar de que los temas que tratan son muy duros. Besos

Lesincele dijo...

Uy me encanta la temática,....este si que lo quiero! gracias!
Un beso!

Inés dijo...

Yo de momento no me animo con su lectura.
Un beso

Norah Bennett dijo...

Pues entre que el tema no es lo mío, que son dos aunque se pueda leer solo uno y que ya estoy con uno que pega bien fuerte, este se queda fuera.
Besos

Perfida Canalla dijo...

Bufff...No se yo...A mi estos temas tan deprimentes me dan muy mal rollito. Me lo voy a pensar pero, ¡enhorabuena por la reseña!

Besos

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! No conocía este libro y me llama la atención pero para más adelante porque no creo encontrarme en el mejor momento para esta historia. Pero si me lo llevo anotado.
Besos!

The An5a dijo...

¡Holii!
No me llama mucho ahora mismo, pero no lo descarto para un futuro jeje
Un beso :D

Anabel Botella dijo...

No me importaría darle una oportunidad. A veces estas historias sorprenden por todo el trabajo de documentación.
Besos :D

MyuMyu dijo...

¡Hola guapa! Como esta ambientación es de mis favoritas y, bueno, ya sabes que este tipo de novelas me gustan, aunque me hagan sufrir y todo eso, me dan ganas de leerla. Además, no la conocía, así que ya tengo una más para la lista.
¡Besos!

Aglaia Callia dijo...

Hola,

Me gustaría leerlo, me gustaría mucho. Este tema, aunque doloroso y sentido, siempre me ha resultado interesante, quizá porque cuesta mucho comprender tanto horror. A ver si tengo suerte y un día doy con él por aquí.

Besotes.

Alicia dijo...

Tiene pinta de ser muy buena pero no me veo preparada ahora para sumergirme en ese horror otra vez.
Besos!

Olga Gracia dijo...

¡Hola! No conocía este libro pero me llama mucho la atención así que me lo apunto. No conocía tu blog así que me quedo por aquí^^.

Un beso n.n

Janet Gaspar dijo...

Hola
Pues yo usualmente soy de leer todo lo que tenga que ver con la segunda guerra mundial y después llorar como tonta sin que me paren (risas), pero esta idea medio conspiranoide no sé, no me termina de gustar del todo, no he tenido buenas experiencias con esta clase de genero, creo que por ahora me lo salto.

Un beso

Marisa G. dijo...

El autor me mandó sus libros y yo todavía nos lo he podido leer y mira que me gustan su temática. Besos

mar dijo...

Yo por ahora no los voy a leer. Me alegro que los hayas disfrutado. Besinos.

U-topia dijo...

Una novela que puede interesarme, las reflexiones que haces al compás de tu lectura son muy interesantes y me las vengo haciendo desde hace tiempo, es un tema al que le doy muchas vueltas, de hecho acabo de volver de un viaje en el que he estado tres días en Buchenwald.

Un abrazo.

Paseando entre páginas dijo...

No me termina de convencer, la verdad, me gusta la temática de la Segunda guerra mundial, pero así como está planteada la reseña...no me convence.

Un saludo,
Laura.