miércoles, 24 de mayo de 2017

El halcón maltés de Dashiell Hammet

El halcón maltés 
Dashiell Hammet
Trad: Fernando Calleja
Alianza, 2014
La audaz mezcla de realismo descarnado y de sentimientos románticos característica de Dashiell Hammett (1894-1961) alcanza en "El halcón maltés" (1930) su mejor expresión. Una estatuilla con figura de halcón que los caballeros de la Orden de Malta regalaron al emperador Carlos V en 1530 ha sido objeto, durante más de cuatro siglos, de robos y extravíos. Cuando tras mil peripecias llega a la ciudad de San Francisco, un grupo de delincuentes trata de apoderarse de ella, lo que da lugar a conflictos, asesinatos y pasiones exacerbadas. A ello contribuye el detective Sam Spade empleando sin escrúpulos la violencia más cruda y propiciando la creación de situaciones arriesgadas e imprevisibles, aunque siempre esclarecedoras. Basada en esta obra, John Huston realizó en 1941 una magistral película protagonizada por Humphrey Bogart, Mary Astor y Peter Lorre.

“Samuel Spade tenía una mandíbula larga y huesuda, con la barbilla en forma de V, debajo de otra V, la de la boca, esta más flexible. Las aletas de la nariz retrocedían ligeramente formando, a su vez, otra V más pequeña. Los ojos, de un gris pálido, eran horizontales. El motivo V lo retomaban unas cejas tirando a pobladas que nacían de dos surcos idénticos sobre la nariz ganchuda, y el cabello castaño muy claro partía de unas sienes altas y achatadas para terminar en punta sobre la frente. Tenía un simpático aspecto de Satanás rubio.”
Esta es la descripción que el autor da de Sam Spade. Todo parecido con Humphrey Bogart es pura coincidencia... Pero, ¿puede leer alguien esta novela sin tener su imagen en la cabeza? Porque yo no... 

Si la película hace años ya que la ví, con el libro aún no me había atrevido. Y ha sido ahora, cuando tengo ya un vago recuerdo de la peli, cuando me he animado. Y sí, puedo afirmar que esta novela es un clásico. Un clásico con mayúsculas. Aunque como siempre me sucede con este tipo de novelas, me cuesta entrar... Para luego costarme salir, despedirme de sus personajes, despedirme de sus historias. 

No se anda con rodeos el autor y ya en la primera página empieza la acción. Para qué esperar más. Una bella joven acude a la agencia de detectives que Spade tiene con su compañero, Archer. Y les cuenta una extraña historia sobre su hermana pequeña, una historia que no tiene mucho sentido. Pero como va a pagar bastante bien, la pareja de detectives no duda en aceptar el caso. Y en esta investigación, Archer perderá la vida.  Spade será uno de los principales sospechosos, ya que sus relaciones no eran buenas. Sobre todo porque Spade mantenía cierto idilio con la esposa de Archer. Así que Spade tendrá ahora más razones para seguir con la investigación. Porque tendrá que demostrar su inocencia. Y porque tendrá que descubrir la verdad que hay tras todas las mentiras de esa guapa pero extraña joven. 

Hammet toma todos los buenos elementos de la novela negra y los combina a la perfección. Sam Spade es un personaje descrito con mucho mimo. Un personaje al que conocemos sobre todo por sus diálogos, brillantes, concisos, cínicos... Unos diálogos que no tienen desperdicio. Y en que se nos muestra un personaje amargado, inteligente, astuto, desenvuelto, muy seguro de sí mismo, honesto... Aunque esa honestidad pueda ponerle en ocasiones en riesgo. Pero no le importa. Porque su palabra importa más. Porque no podría vivir en paz sabiendo que ha traicionado su forma de ser, su forma de pensar.  

No faltan los policías, que no destacan precisamente por su inteligencia. Hay que hacer brillar a Spade. También aparece la mafia, que siempre está detrás de todo. Y las mujeres, bellas, arrebatadoras, que saben manejar a los hombres sin que estos se den cuenta. Que saben mostrarse débiles, aunque no lo son. Auténticas "femme fatale". 

Con brillantes diálogos, con una historia que va enganchándote cada vez más y con un inmejorable final, El halcón maltés es un clásico que no sólo tienes que leer. Es que también se debe releer. 


 

33 comentarios:

  1. Vaya, qué bien lo dejas, me pensaré si leerlo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. No he visto la peli así que en todo caso sería mejor ponerme con el libro.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Habrá que leerlo porque me ha gustado mucho lo que nos has contado, besotes

    ResponderEliminar
  4. Vi la película hace muchísimos años. No me importaría leer la novela, me gusta lo que cuentas de ella, además es un clásico y a los clásicos hay que leerlos :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hace mucho tiempo que quiero leerlo pero nunca encuentro un hueco
    Besos

    ResponderEliminar
  6. La película la vi hace tiempo ahora la tengo casi olvidada como tú, los clásicos siempre serán joyas. Besazos guapa:))

    ResponderEliminar
  7. Me apetece mucho leerlo, porque ya la película es un gran clásico y el libro parece que también lo es. Creo que ya va siendo hora de conseguirlo.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Uy, Margari. Vi la película hace años. Y tu reseña indica que la novela es un clásico imprescindible. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Un clásico que tengo pendiente, y que debería leer, ya que el género me encanta :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Pues yo también vi la película hace bastante tiempo pero el libro no lo he leído. A ver si me anima tu estupenda reseña. Un beso

    ResponderEliminar
  11. No se andan con rodeos, no. Pertenece a una corriente literaria, surgida en Estados Unidos, que se llama "Hard-Boiled style", y se caracteriza, entre otras cosas, por ese realismo y crueldad a la hora de narrar los hechos. Siento si me he extendido demasiado. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Últimamente veo que te estás enganchando a la novela negra y los thrillers, y estás logrando que me pique mucho la curiosidad.
    Tomo este libro muy en cuenta.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  13. Hola! Con lo bien que hablas de él no puedo decirle que no y además eso de que no solo se debe leer, sino releer también me ha llegado, jejeje. Me lo llevo anotado, a ver si puedo darle pronto una oportunidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Sí que es un clásico. Los diálogos son una verdadera delicia.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  15. Ahh, seguro que he visto la película en una tarde de esas en la que no ponen nada en la tele. No sabía que había libro, así que lo voy a buscar, ya solo por los diálogos lo vale. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Pues tal como lo cuentas no tengo más remedio que llevármelo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  17. Se nota que has disfrutado un motón con esta novela, y tu entusiasmo me ha contagiado, me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  18. Lo leí hace muchos años, así me voy a pensar tu consejo de darle una relectura. Lo que da de sí ese "Satanás rubio", jaja. Me encanta y no lo recordaba así. Será que la visión de la película se ha mezclado y de algún modo ha adulterado la huella que dejó la lectura del libro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Desde luego como bien dices es un clásico de la novela negra, uno de los autores que me hizo aficionarme a este género. La novela que comentas hoy es una maravilla del género y la película excelente.

    Y también debería releerlo.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Yo vi la peli y no sabía que había libro. Pero la verdad es qu me cuesta hacerlo en ese orden.

    ResponderEliminar
  21. Lo leí hace muchos años y es que a mi Hammett me encanta. Besinos.

    ResponderEliminar
  22. Anda que has elegido mal libro Margari! Una lectura que todos deberíamos pillar. Besos

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que a mí también se me hace complicado no tener en la cabeza a Humphrey Bogart... A ver si leo el libro, por cierto.

    ResponderEliminar
  24. Y se nota que lo tuyo son los clásicos... de momento no me planteo leerlo porque la lista es infinita, pero no hay duda de que debe merecer y mucho la pena. Tampoco he visto la peli, todo sea dicho. Esa sin duda acabará por caer porque es imperdonable. Personajes fuertes, historia que atrapa, final convincente... ¿Se puede pedir más?

    Un abrazo! (Y estoy de sorteo, si te animas)

    ResponderEliminar
  25. ¿Te puedes creer que me suena haberlo leído hace años pero no estoy segura? Qué desastre...
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Las buenas novelas suelen se aquellas de las que cuesta salir, aunque haya costado entrar. No he visto ni la película, casi mejor así para leer el libro o, como en tu caso, tenerla bastante olvidada.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Y si ayer te dije que era buenísimo hoy traes otro incluso mejore, que, además, tiene una adaptación que es una joya
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Yo no he visto nunca la película. Con los clásicos me ocurre como a ti, me cuesta entrar. Por eso me metí en un club de lectura de un grupo de Facebook, es sólo de clásicos, a ver si así me obligo un poco. Ahora mismo estamos con La letra escarlata y aunque me gusta son libros más lentos de lo que estamos acostumbrados, por eso cuesta.

    Esta ya la tenía apuntada en mi libreta de clásicos por comprar, me alegro que te haya gustado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Un clásico del género que ahora está tan de moda, una gran novela y un gran autor, Leí el libro hace muchos años y sí me atrapó, la película no he conseguido recordarla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Uno de mis eternos pendientes, de esos que cuando alguien me lo pone delante me acuerdo de las muchísimas ganas que tengo de leerlo, y luego siempre queda rezagado con otras lecturas. A ver si con este nuevo recordatorio ya sí que sí lo leo, que ya está bien.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  31. Hola,

    Tremendo clásico, es casi una historia ya de culto, ¿no? Temo que no la he leído, pero me dejas con unas ganas tremendas de hacerlo.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  32. Son un clásico ambos, novela y película. Vi la película, leí el libro. Hace un porrón de años :D

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Es imposible pensar en este libro sin que se te venga a la cabeza la imagen de Humphrey Bogart. Es más, cada vez que pienso en un detective, pienso que nadie con él. También es cierto que la adaptación fue un lujo y eso siempre se nota.

    Con respecto a la novela, a mi me encantó y todavía la recuerdo (y eso que se puede contar por lustros los años que hace que la leí), pero es lo tienen los clásicos: son imborrables.

    Un beso.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!