jueves, 15 de junio de 2017

Por un perro sin tumba de Rafael García Maldonado


Por un perro sin tumba
Rafael García Maldonado
Anantes, 2017
Por un perro sin tumba es una historia de violencia, amor y compasión. Un tenebroso descenso a las profundidades más remotas del alma humana en forma de adictivo relato policíaco. Un escenario opresivo y brutal donde una colmena de personajes desesperados lucha por sobrevivir en medio de una catarata de horrendos crímenes de apariencia medieval: un psiquiatra, una inspectora de homicidios, un erudito sacerdote y un viejo policía protagonizan entre otros muchos esta trepidante novela, que comienza y transcurre alrededor de la repentina desaparición de un perro.
Voz independiente y de cuidado estilo, Maldonado nos hace partícipes de nuevo de sus obsesiones literarias: la violencia, el deseo, la decadencia y el irresoluble combate entre la razón y el instinto.
Esta novela duele...  Y me va a costar trabajo hacer esta reseña, porque me van a faltar palabras para decir todo lo que esta lectura te hace sentir. Porque los asesinatos son crueles y el autor no se corta a la hora de describir cada escena del crimen.  Y piensas en ese dolor, en todo ese sufrimiento antes de morir... Pero luego, vas conociendo a las víctimas y, aunque no lo justifiques, sí vas comprendiendo cuáles son las razones que le llevan al asesino  a cometer estos crímenes. Porque inocentes, las víctimas, precisamente no son. Porque la crueldad que estos muestran con los animales nos horroriza, nos asusta, nos deja la piel de gallina. Y vas, de una escena a otra, asustándote de la crueldad del ser humano. Y preguntándote por qué, por qué somos capaces de cometer actos tan salvajes, tan crueles; por qué hay seres humanos que disfrutan con la violencia, con el horror, con el sufrimiento ajeno...

Y al autor no le basta con esto. También tiene su espacio la violencia de género, la droga, la prostitución... Un mundo gris el que nos presenta. Un mundo gris con poco espacio para la esperanza. Ni la Iglesia se salva. 

Son muchos los personajes que aparecen en esta novela. Personajes bien descritos, a los que llegamos a conocer, a los que llegamos a comprender, a los que acompañamos durante su investigaciones. Y nos resulta imposible no empatizar con ellos, no cabrearnos como ellos cuando la investigación se atasca y no conduce a nada. El autor acierta al conceder el protagonismo de cada capítulo a diferentes personajes. Así no sólo vamos avanzando en la investigación a la par que ellos, sino que vamos conociendo sus vidas, van desnudando su alma ante nosotros. Y conocemos su pasado, un pasado que parece querer volver.

Y Málaga, la ciudad en que se desarrolla la trama, se convierte en un personaje más.  Pero no es la Málaga turística la que el autor nos ofrece. Nos lleva a sus barrios más deprimidos, a las zonas más marginales, a los bares cutres... A esa parte oscura que toda ciudad tiene.

En definitiva, una novela dura, cruel, que te va a obligar, en ocasiones, a cerrar el libro y descansar, respirar ante tanto horror. Una novela muy recomendable si os gusta este género. Aunque se sufre...

25 comentarios:

  1. En otra momento me la hubiera llevado, me pica la curiosidad, pero ahora mismo estoy acumulando mucho y la tengo que dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía el libro pero la verdad es que me ha llamado la atención, aunque para otro momento porque veo que es duro y ahora mismo necesito otro tipo de libro.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. No es una lectura que me atraiga, de este pasaré. No me gusta la violencia y desgraciadamente la vemos todos los días en las noticias. Besotes preciosa!!

    ResponderEliminar
  4. Ains, yo ya te comenté cuando vi que lo estabas leyendo que no me veía capaz de leer un libro como este, y leyéndote ahora me reafirmo. Lo pasaría muy, muy mal y no tengo cuerpo ahora mismo para esto. La portada con el cuadro de Goya me parece fantástica, por cierto.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  5. Creo que por el tipo de libros que reseño te imaginarás que esta lectura está hecha para mí. Es curioso pensar que una novela también pueda dejarnos sin habla y fascinarnos a pesar de hacernos sufrir. Me lo apunto, sin duda.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Por ahora no me veo con este libro pero quien sabe... Besinos.

    ResponderEliminar
  7. Me has pillado y me encanta, tiene toda la pinta de ir a gustarme
    Gracias por el descubrimiento y besos

    ResponderEliminar
  8. Ahora mismo no me veo con ella. Prefiero algo más ligero y no Tan crudo.

    ResponderEliminar
  9. Creo que la voy a tener que dejar pasar, aunque es una historia que me puede gustar tengo mucho pendiente y no doy a basto :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pues me la llevo, quizá no para ahora pero estoy segura de que puede gustarme. Con la primera frase de la reseña ya me habías ganado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Esta editorial tiene una joyitas que poco a poco van a ir rompiendo.

    ResponderEliminar
  12. Por una parte me atrae, pero por otra no sé si me apetece ahora sufrir con una novela. La que estoy leyendo ahora es dura y cruda.
    Un besito :D

    ResponderEliminar
  13. No me gustan nada estas novelas que recopilan todas las desgracias que le pueden pasar a un ser humano y además cierra todas las puertas de salida. No veo la necesidad de sufrir tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me fijé en ella cuando la reseñaron en otro blog pero ahora mismo no me animaría con ella
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola,

    Imaginaba que sería dura tan solo con leer la sinopsis, pero por lo que cuentas, es mucho más. Quizá no sea una buena lectura para este momento, pero me gustaría leerla en el futuro.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  16. La leería, aunque sin prisas. Sobre todo, por lo que comentas del argumento: es de esas que hay que buscarles el momento adecuado para digerir los capítulos. Magnífica reseña, Margari. Besos.

    ResponderEliminar
  17. A mi me has convencido del todo. Me gusta el argumento y si el autor no se anda por las ramas a la hora de contar los asesinatos más. Me llama mucho la curiosidad que entiendas porqué se comenten esos asesinatos así que espero leerlo pronto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Empiezas fuerte con lo de esta novela duele. Si además es de esas novelas que te hace dar una vuelta a las cosas pues tal vez merezca que le preste por lo menos mi atención.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Uff.... mira que me gustan las novelas "duras" hasta cierto punto, pero que adviertas y recalques tanto que duele leerla y que hasta hay que hacer descansos para asimilarla.. pues no sé si atreverme con ella jajaja atrae y a la vez impone. De hecho lo consigue el propio título, que creo que vista la temática está muy bien escogido. Me pensaré si tengo ánimo para atreverme a leerlo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Leñe! Ahora no se si apuntarlo o salir corriendo en dirección contraria. Me has dejado intrigada pero a la vez asustada. :p
    Como ando inmersa en una crisis lectora, mejor busco otro tipo de libro. Pero no lo descarto.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Ahora mismo no estoy en un momento bueno para este tipo de lectura pero la anoto para más adelante.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola!
    No estoy segura si este libro podría leerlo en estos momentos...igual no podría con el, y me chafaba emocionalmente. Pero tengo claro que tengo que leerlo, si o si ^^
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Hola
    Realmente el titulo no me hace pensar en la clase de reseña que nos has entregado, me imagino que va más orientado hacia el punto del maltrato animal. De cualquier manera creo que no, por el momento no me atrevo >_<

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Bueno, bueno, tomo nota. Tengo otro del autor esperando, y si me gusta iré de cabeza a por este. Un besote!

    ResponderEliminar
  25. cre que de momento, este me lo salto. Con tantas tragedias de la vida real sucediéndose por aquí, no quiero ponerme además a leerlas en la ficción. A punto estoy de retirarme de leer el periódico y ver las noticias, ya te digo.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!